EL OTRO BORGES

«No concibo que se escriba sin emoción»


Sobre esta entrada