¿GUIÓN O GUION? ¿BISÍLABA O MONOSÍLABA?

Publicado el 7 agosto 2008
Archivado en CASOS ESPECIALES, MONOSILABAS, REGLAS DE ACENTUACION | Comentarios desactivados

Dra. Ana María Vigara Tauste

Acaba de ponerse a la venta, hace apenas unos días, la nueva Ortografía de la Academia (Ortografía de la lengua española, edición revisada —según consta en portada— por las Academias de la Lengua Española, Espasa Calpe, Madrid, 1999), y nuestros medios de comunicación, naturalmente, siguen escribiendo con su tilde palabras como las destacadas en

[...] aunque la película parte de un buen guión y el personaje del truhán tiene todo lo necesario para resultar simpático al espectador, éste no rió sus gracias ni, en general, entendió el trabajo del director y de sus actores. Así se comprende y disculpa la que se lió en la rueda de prensa cuando [...].

Y no sólo lo escriben así por costumbre (que también), o porque quizá no han tenido tiempo aún de darse por enterados del cambio que propone la Academia, eliminando la tilde en estos términos (que casi seguro), sino que muy probablemente seguirán escribiéndolo así, además, por puro sentido común (aunque esto, naturalmente, está por ver). Y con ellos (periodistas, publicistas, autores en general) —o sin ellos—, seguramente casi todos los demás…

¿Por qué vamos —seguramente no vamos— a quitarle la tilde a guión, truhán, rió, lió, etc.? La pregunta puede parecer metafísica si no nos hacemos antes otra —la otra— y la respondemos:

¿por qué poníamos (ponemos, pondremos) tilde en guión, rió, riáis, etc.?

Con esfuerzo, porque no era fácil encontrar una buena explicación ni en la antigua Ortografía académica (1959…) ni en los textos normativos ni en los de consulta, con esfuerzo —decía—, pues, habíamos aprendido a poner la tilde a estos términos y a preguntarnos por qué a vio y dio no, y a rió, guió y guión sí, teniendo todas aspecto tan similar[1]. Aparentemente, aunque no supiéramos justificarlo, lo habíamos aprendido bien para palabras como guión, Sión, ión y truhán; pero las vacilaciones eran continuas en otras como fié, crió, guió, rió, guiáis, liéis…, que no cuentan con el «estímulo» ortográfico de terminar —como guión, etc.— en n[2].

Y la respuesta era entonces,… (LEER ARTÍCULO COMPLETO)

Comentarios

Los comentarios estn cerrados.