La necesidad de nuevas distribuciones del espacio y del material escolar

trabajo en grupo

Siempre he querido expresar mi opinión sobre lo mucho que debe evolucionar  el edificio  y el mobiliario , la infraestructura educativa.  Los pequeños y no tan pequeños cambios que están sucediéndose día tras día parece que no afectan a la estructura con la que cada día intentamos llevar a cabo nuestra práctica docente en la que lo esencial no es explicar (bien o mal) lo esencial es que el alumno aprenda. Y para ello cada vez nos necesita menos. Hemos de aceptarlo nos guste o no. Los alumnos para aprender cada vez necesitan menos del profesor físico, delante de él, una hora concreta al día (o dos, o 3, 4, … a la semana). Los conocimientos están en el profesor, en el libro de texto y en miles de sitios más.  Me parece absurdo juntar a 30 adolescentes en un espacio cerrado con un profesor o una profesora queriéndoles explicar la lección del día. Este sistema está absolutamente obsoleto y fuera de sitio.  Es una fuente en sí mismo de problemas disciplinarios. 30 adolescentes juntos lo que quieren es charlar, relacionarse, jugar, ligar, encontrarse consigo mismos, … todo menos estudiar.  Otra cosa bien distinta sería que desde la inquietud por aprender busquen a algún compañero que entienda lo que él no. Desde la pasión por aprender uno encuentra compañeros, profesores, libros, informaciones, revistas, …

Pronto tendremos que asistir a  numerosos cambios no solo de libro en papel por libro digital. No es esa la cuestión. Lo que está en juego son los modelos de aprendizaje y de enseñanza.  Si el alumno necesita más espacio para él quizás no tenga que estar en una clase con otros 30. Quizás necesite una mesa más grande en la que quepa una libreta, unos apuntes, un ordenador, … El material  escolar pronto necesitará ser renovado no por que se ha quedado viejo. Necesitará ser renovado porque se ha quedado obsoleto en su concepción. Se necesitan  otro tipo de materiales educativos: pizarras digitales, cámaras de vídeo,  expositores, … mesas redondas para grupos, etc.  ¿No estaremos hablando de una convergencia con el mobiliario de oficina? Seguro que muchos de los muebles típicos en una oficina pronto serán valorados positivamente como material escolar adecuado e innovador.  Así lo creo.


Sobre esta entrada