Literatura universal, la épica latina

Los romanos construyeron en torno al Mediterráneo el más sólido imperio de la Antigüedad. Los poderosos conquistadores, sin embargo, fueron conquistados desde un punto de vista cultural por la sometida Grecia. Las grandes obras de la literatura latina son el producto de esta fusión de civilizaciones.

De la épica oral a la épica escrita

Tras un primer período de contacto y traducción de la literatura griega por parte de los romanos, hacia el siglo II a.C. hay una asimilación del género épico griego por parte de los poetas latinos, que incluso abandonaron sus versos tradicionales por la métrica propia de la épica griega desde Homero. El primer poeta romano que empleó este verso fue Ennio (239-169 a.C.), en su poema épico-histórico Annales.

De las dos tendencias posibles en la épica -el tema mitológico helenizante y la epopeya nacional, que exalta la propia historia-, los poetas romanos se inclinaron preferentemente por la segunda. Solo hasta llegar a Virgilio no se consigue armonizar las dos tendencias.

Ovidio y las “Metamorfosis”

Dentro del género épico-mitológico, Ovidio (43 a.C.-17 d.C.) legó a la posteridad una obra de gran belleza y valor literario, lasMetamorfosis. Siguiendo una tradición en la poesía griega y romana, reunió en un largo poema, dividido en quince libros, una selección de unos 250 mitos, en los que en casi todos tiene lugar algún tipo de transformación. Los mitos están dispuestos en orden cronológico, de manera que comienzan con la formación del Cosmos y terminan con la transformación de Julio César en estrella, tras su muerte. Entre ellos, algunos han pasado a la posteridad con mucha fama, como los de Dafne, Ícaro, Narciso, Orfeo, etc. Las Metamorfosis recogen, dentro del marco de la épica -tanto por su carácter narrativo como por el empleo del hexámetro-, toda una tradición de géneros literarios, tonos y estilos, aunque en todo el conjunto predomina el gusto por la fantasía, el juego y el humor, y a pesar del carácter mitológico, el auténtico protagonista de la obra es el ser humano.

Virgilio y la Eneida

En Virgilio (70-19 a.C.) se sintetiza todo el esfuerzo de los poetas romanos durante dos siglos por romanizar la literatura griega. Su obra cumbre, la Eneida, es el poema épico nacional de Roma y, al mismo tiempo, la más griega de las obras literarias latinas. La Eneida fue compuesta por encargo del emperador Augusto, con la intención de, a través del modelo homérico, dotar a los orígenes de Roma de un pasado mítico, glorificar al emperador como descendiente directo del héroe Eneas, e infundir sentimientos patrióticos y religiosos a los ciudadanos romanos.

Virgilio concibió el plan de la obra basándose en los poemas homéricos. LaEneida está dividida en dos partes de seis cantos cada una; la primera parte, basada en la Odisea, narra cómo Eneas escapa, junto a su familia y algunos guerreros, de la destrucción de Troya, y relata su travesía hasta la costa del Lacio. La segunda parte, inspirada en la Ilíada, describe los combates de Eneas y su hueste contra algunos pueblos itálicos antes de asentarse, utilizando todos los elementos propios de la épica guerrera: las batallas, el catálogo de guerreros, los dioses que intervienen en ambos bandos, el combate singular y la victoria final del héroe.

La Eneida, además de presentar a los romanos como descendientes del héroe mítico Eneas, sirve para explicar acontecimientos de la historia de Roma, como las guerras con los griegos asentados en colonias al sur de Italia (ya que los romanos, como descendientes de los troyanos, querrían vengarse de los griegos); o la enemistad entre Roma y Cartago, originada en el despecho que Eneas hace a Dido, primera reina cartaginesa.

Todo el poema tiene una gran elaboración formal, con una técnica muy refinada, una estructuración del poema muy medida, y unos recursos expresivos y estilísticos de gran talento poético.

La importancia de Virgilio fue muy grande ya desde tiempos de Roma, donde era considerado el poeta nacional. Y su influencia posterior también fue enorme, tanto en la Edad Media (especialmente notable en la obra de Dante y Petrarca), como en el Renacimiento.

Lucano y la “Farsalia”

Lucano (39-65), con su poema Farsalia, representa la épica romana historicista en estado puro, ya que el poema relata la guerra civil entre César y Pompeyo, y en él no tienen cabida ni los dioses ni la mitología. La Farsalia es una exaltación de Pompeyo y un ataque a Julio César, que acabó con las libertades en Roma. A causa de las simpatías políticas que manifiesta en su poema, y por su participación en una conspiración contra el emperador Nerón, fue condenado a muerte.

Las notas características de su poema épico son la erudición, el barroquismo, la retórica y el apasionamiento, lejos de la grandiosidad de Virgilio o la sensibilidad de Ovidio.

fuente kalipedia


Sobre esta entrada